Psicología

Psicología San Fernando Cadiz

En nuestro centro contamos Psicólogos humanistas, como es de esperar, las terapias y personas que forman nuestro equipo están comprometidos con darle importancia a tus sentimientos y emociones.

No comprendemos una mejora total de la persona sin hacer un profundo análisis de lo que realmente ocurre en nuestro cuerpo a nivel emocional, entendiendo que parte de nuestras emociones mal gestionada producen dolores y tensiones en nuestro cuerpo, impidiendo un total mejora de nuestro ser.

Necesitamos en cierta manera eliminar el termino Psicólogo y darle un nuevo enfoque. Nosotros queremos ayudarte a conocer tus emociones, reconocerlas y dar un paso hacia delante a favor de tu propia felicidad. Si entiende lo que siente tu cuerpo, podrás vivir más feliz con tu pasado, tu presente y abrir los brazos al futuro.

No tratamos a personas con problemas mentales, enfermedades mentales, te ayudamos a ti, que eres una persona que necesita una ayuda emocional, sentimental. Que necesita ser entendido, ser escuchado y necesita ordenar sus ideas y emociones, conocerlas en la mayoría de los casos y darle salida, porque la única forma de gestionar lo que llevas por dentro es sacándolo,  sintiendo desde lo más intimo de tu ser, y comprendiendo los por que.

Para entender un poco de los que es el termino Humanista, humanismo o humanista es necesario compararlo con otras ramas de la psicología, pero en resumidas cuenta es una psicología relacionada con un enfoque que estudia a la persona en su totalidad y la singularidad de cada individuo.

El enfoque humanista en la psicología se desarrolló como una rebelión contra lo que algunos psicólogos consideraban como las limitaciones de la psicología conductista y psicodinámica.

La psicología humanista también rechazó el enfoque psicodinámico porque también es determinista, con fuerzas inconscientes e instintivas inconscientes que determinan el pensamiento y el comportamiento humanos. Tanto el conductismo como el psicoanálisis son considerados como deshumanizantes por los psicólogos humanistas.

La psicología humanista expandió su influencia a lo largo de los años setenta y ochenta. Su impacto se puede entender en términos de tres áreas principales :

1) Ofreció un nuevo conjunto de valores para acercarse a una comprensión de la naturaleza humana y la condición humana.

2) Ofreció un horizonte ampliado de métodos de investigación en el estudio del comportamiento humano.

3) Ofrecía una gama más amplia de métodos más efectivos en la práctica profesional de la psicoterapia

psicologia san fernando cadiz terapia emocional
psicologia san fernando cadiz terapia emocional
psicologia san fernando cadiz terapia emocional
Un poco de historia

La historia de la psicología comienza en el año 500 antes de Cristo en la antigua Grecia. Los   filósofos querían encontrar la physis, la “esencia última del Universo”. Suponían que todo el Universo estaba determinado por reglas que conformaban la “Physis”. Se planteaban también, cuál sería la del ser humano. Hipócrates en Grecia y Galeno en Roma son ejemplos de investigadores dentro de la ciencia humana, donde se mezclaban la física, matemáticas,  medicina y la psicología por poner unos ejemplos. Psicologia San Fernando Cadiz

Hipócrates fue el primero en determinar que la enfermedad mental o lo que se consideraba fuera de lo normal para lo establecido en el grupo como comportamiento normal, no venía dado sólo por el ambiente externo, sino que podía surgir del interior. Sugiere que nuestro comportamiento es producto de la relación que hay entre la anatomía (donde juega un importante papel el cerebro) y la fisiología. Sus teorías se han mantenido hasta casi el siglo XX, sin embargo desconoce mucho de la anatomía, por lo que muchas cosas de las que dijo, carecen de fundamento.

Psicologia San Fernando Cadiz

psicologa san fernando cadiz
psicologa san fernando cadiz
psicologa san fernando cadiz
Grecia

Los griegos planteaban que lo más difícil de saber era cómo funcionaba la mente. Para ellos  era sinónimo del alma, y el “alma” estaba formada por: El “Aliento Vital”: porción que nos hace estar vivos. El “Thymos”: parte del alma que nos motiva. El “Nous”: que sería la parte racional, la parte intelectual. En el siglo IV Platón plantea la existencia de dos vías de conocimiento, que no están en contacto y así se puede dividir el mundo: El mundo de las apariencias y el mundo de las ideas.

Roma

           Entre los romanos, encontramos a Galeno. Según el derecho Romano la locura puede ser un eximente de los delitos, es decir, bajo determinados estados mentales una persona no es consciente ni responsable de lo que hace. Desechó ideas de Hipócrates consideradas por él absurdas como que el útero en las mujeres al moverse por el cuerpo era el causante de los problemas emocionales o psicológicos en éstas, pensando acertadamente que éste tenía principalmente funciones reproductivas. Galeno decía que en aquellos que sufren de algún problema emocional o trastorno mental subyace un sentimiento: el miedo.

A veces que se enferma por algo que pasa en el cerebro y otras por que las pasiones y las emociones invaden a la persona. Galeno no aporta mucho más en cuanto a los tratamientos hasta entonces conocidos, sin embargo es el primero en empatizar con el paciente y utiliza la “Terapia verbal”.

Edad media y  Renacimiento

Hasta el siglo XIII en el medievo eran bastante liberales con lo pagano, la Iglesia toleraba todo tipo de culto. Pero llegando el siglo XV se piensa que aquel que no crea en un solo dios es un hereje, el politeísmo y la religión católica eran o se consideraban incompatibles.

Esta época en España coexisten los árabes quienes dan una concepción diferente a este asunto. En el resto de Europa, lo que era raro era considerado como síntoma de locura o brujería, sin embargo entre los árabes una persona rara era considerada como elegido de dios.

En la Edad Media aparece lo que se conoce como “locura colectiva” (Ejemplo: un pueblo entero salió a aullar a la luz de la luna); las explicaciones que se dan dicen que la dificultad para expresar emociones y la superstición hacen que la gente sea más proclive a desarrollar  enfermedades mentales o pensamientos y comportamientos distorsionados.

En el Renacimiento se producen nuevos descubrimientos y un mayor conocimiento sobre la anatomía humana. Se inicia la “fisiognomía”, un intento por descubrir, qué tipo de personalidad coincide con una estructura física determinada.  A nivel científico se sabe ahora, sin embargo, que no hay nada que relaciones la personalidad y la conducta con los rasgos físicos.

Esto sólo pasa en casos excepcionales como en el caso de niños con síndrome de Down. El ser humano tiene necesidad de controlar  todo lo que le rodea y una forma de hacerlo es especulando sobre las directrices visibles o no, que manejan la conducta humana y cómo se puede llegar a predecir.

Siglo XIX a nuestros días

No hay demasiado cambio dentro de la psicología como tal hasta finales de siglo XIX y toda la primera mitad del siglo XX, cuando por fin se le da forma y entidad separada de la medicina. Freud, Jung, son ejemplos de esta lucha por defender esa parte de nosotros que no podemos ver y que tanto influye en nuestra vida a todos los niveles. Otra característica de la psicología en el siglo XX es la aparición de los psicofármacos.

Hay tres momentos en la historia de la humanidad en que las creencias anteriores se ven claramente atacadas y puestas en duda: el descubrimiento de que la tierra era redonda y no plana, con el descubrimiento de América (una de las razones) y el movimiento de los planetas alrededor del sol: Darwin en el siglo XIX con su teoría de la evolución de las especies en la que el hombre es un eslabón más de la cadena; y el inconsciente propuesto por Freud y el hecho de que nos movemos motivados por algo que no sabemos o no conocemos al menos conscientemente.

Concretando ¿qué es la psicología?

Centrándonos en la terapia de la psicología, ésta es una forma de entender cómo piensa uno acerca de sí mismo, de otras personas y del mundo que le rodea, y cómo lo que uno hace afecta a sus pensamientos y sentimientos.

Veo la terapia psicológica como un modo de prevención y tratamiento de problemas relacionados con la ansiedad e inquietudes vitales principalmente aunque evidentemente también para otro tipo de problemas más graves consideradas ya enfermedades mentales.

Los trastornos de ansiedad constituyen una amplia categoría de problemas psicológicos que se encuentran representados en la quinta edición del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-IV) editado por la APA (Asociación Americana de Psicología) y que tienen una elevada prevalencia en la población general. Suelen ser la base para otro tipo de problemas a nivel psicológico dentro de la población afectada. Aunque todo sea dicho, este manual sólo sirve de referencia y no debe ser visto ni usado como forma de etiquetar o nombrar trastornos.

La psicología, 

sin embargo, se ocupa de ayudar a darse cuenta de cómo dentro de nosotros mismos encontramos las herramientas necesarias para solucionar los problemas que nos puedan surgir en nuestra vida diaria y se deba a características personales heredadas, hábitos de pensamiento, de comportamiento, etc. que nos dificulta nuestra interacción con el mundo que nos rodea. Y si vemos que no poseemos estas herramientas, la psicología (el psicólogo) ayuda, acompaña, o enseña a verlas, a encontrarlas, a crearlas y ponerlas en práctica.

Tanto las habilidades sociales, como la asertividad, formas de gestionar el estrés, los pensamientos, la ansiedad, preocupaciones, gestión del tiempo, o situaciones más problemáticas o patológicas son susceptibles de ser aprendidas en cualquier momento de la vida. El afrontamiento de los problemas, el acompañamiento o la guía en situaciones difíciles en las que nos coloca la vida independientemente de su gravedad, son tareas en las que el psicólogo (la psicología) puede ayudar, sobre todo a mitigar  la intensidad de las emociones desagradables o del estrés que las acompañan y enseñar a afrontar desde otros puntos de vista y con una actitud más relajada, positiva y con menos miedo las circunstancias en las que nos encontremos.
Psicologia San Fernando Cadiz

psicologia san fernando cadiz
psicologia san fernando cadiz
psicologia san fernando cadiz
Menú